Según un experto de la UBA en un mes sumarán 1.560 los muertos por Covid-19 en el país

Así lo estimó el director de la Carrera de Médico Especialista en Evaluación de Tecnologías Sanitarias de la Facultad de Medicina de la UBA, Esteban Lifschitz. Además, dijo que gracias a la cuarentena se evitaron 82 mil muertes.

El director de la Carrera de Médico Especialista en Evaluación de Tecnologías Sanitarias de la Facultad de Medicina de la UBA, Esteban Lifschitz, dijo este martes que la «cuarentena sirve» y estimó que mediante esa disposición «se evitarán 82.000 muertes» en el país por coronavirus, según una proyección que hizo al 15 de mayo.

El especialista destacó además que «en estos últimos días hubo un cambio para mejor» y manifestó que «se aplanó aún más la curva» de contagios y decesos por coronavirus. «Y si yo hago una proyección al 15 de mayo, los muertos se estiman en 1.560 en vez de 4.500 o 5.000», dijo el experto.

El especialista realizó un estudio en el que calculó que si no se hubiera implementado el 20 de marzo el aislamiento social obligatorio «el número de muertes sería de 87.000 al 15 de mayo», aunque aclaró que en los últimos días «se aplanó más la curva» y la estimación de fallecidos, a su criterio, podría reducirse a algo más de 1.500.

«La implementación de la cuarentena evitó 82.000 muertes» en el país, dijo Lifschitz en declaraciones a Télam y afirmó que para el estudio se basó en datos reales.

En ese sentido, el especialista enfatizó que «sí, la cuarentena sirve». «Cuando uno tiene más muertos, es porque tiene más enfermos», afirmó, y explicó que «el 5% de la gente que se enferma necesita internarse en terapia intensiva».

«Si nosotros hubiéramos tenido esa proyección de fallecidos -87.000-, el cálculo hubiera dado que para el 25 o 26 de abril, hubiera habido tantos pacientes críticos que no hubieran alcanzado más las camas de terapia intensiva», estimó Lifschitz.

La cuarentena en el país se dispuso el 20 de marzo y el 12 de abril -cuando culminó la segunda etapa- se extendió hasta el 26 de este mes.

Comparación con Brasil

“El país vecino presentó su primera muerte por Covid-19 el 16 de marzo y pese a haber transcurrido menos días que en la Argentina, a la fecha (jueves 9 de abril) registra 941 decesos. La situación es marcadamente diferente en ambos países, de hecho Brasil presenta un promedio de 2,6 días para duplicar el número de muertes», advierte el médico.

«En caso de haber tenido la velocidad de duplicación evidenciada en Brasil, en lugar de haber llegado a las 87.000 mencionadas previamente, la Argentina debería soportar casi 1,5 millones de vidas perdidas para mediados de mayo. Al día de hoy, las muertes hubieran sido 363, más del doble de las esperadas para nuestro país con la velocidad de duplicación previa a la cuarentena y 5 veces más de las que efectivamente se produjeron este 9 de abril”, agregó el experto en su informe.

Lifschitz consideró que “a juzgar por la evolución de la enfermedad, es posible acordar que el impacto de la cuarentena ha sido más que satisfactorio. De hecho, la cuarentena ha colaborado, como actor principal, en evitar casi 120.000 muertes desde su instalación y hasta mediados de mayo. 82.000 de esas muertes se evitaron en forma directa por el aplanamiento de la curva y las restantes 38.000, a consecuencia de haber evitado saturar antes de tiempo la respuesta del sistema de salud».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *