La provincia cederá las tierras y el Parque Nacional Ansenuza está más cerca

Este jueves, el vicegobernador Manuel Calvo anunció que Córdoba cederá las tierras para la conformación del Parque Nacional Ansenuza, que lleva años proyectado en el noreste provincial. El parque será de los más extensos en el país y protegerá la biodiversidad de esa zona de la provincia, que además es uno de los enclaves turísticos que mas creció en los últimos años.

El proyecto de ley prevé la cesión de dominio y jurisdicción de un espacio territorial de la Laguna Mar de Ansenuza, con una superficie de 185.939 hectáreas, como así también la cesión –en este caso solo de jurisdicción- de un polígono de 475.413 hectáreas situadas al norte de dicho territorio.

Durante su discurso, el Vicegobernador explicó la importancia que tiene esta iniciativa para Córdoba y para el cuidado del ecosistema. “Estamos en un momento especial para nuestra querida provincia. Un momento que marca el involucramiento y la conciencia de la nueva dirigencia política y social con el futuro, y el medioambiente en la provincia y el país. Y lo hacemos a través de acciones concretas. Por eso anunciamos el ingreso a la Legislatura del proyecto para la cesión del dominio y la jurisdicción ambiental sobre los Bañados del Río Dulce y la Laguna Mar de Ansenuza”, indicó Manuel Calvo, y agregó: “Este futuro parque nacional se incorpora a nuestra patria, como un activo ambiental para todos. En tiempos en que la pandemia actualizó la preocupación por el futuro de la humanidad y replanteó nuestra relación con la naturaleza, Córdoba ratifica su compromiso con este desafío”.

La norma en proyecto especifica asimismo que las cesiones referidas quedarán sin efecto toda vez que el Estado Nacional, dentro del plazo de un año desde la publicación de la Ley Provincial, no sancione la ley de creación del Parque y de la Reserva Nacional Ansenuza.

La Reserva Provincial de Uso Múltiple Bañados del Río Dulce y Laguna Mar de Ansenuza conserva 1.000.060 mil hectáreas de bañados, lagunas y bosques nativos con funciones ecológicas irremplazables. Las características de la Laguna Mar de Ansenuza la convierten en la más grande de Sudamérica y en la quinta a nivel mundial.
Este espacio resguarda una inmensa llanura por la que transita el Río Dulce hasta su desembocadura en el inmenso espejo de agua.

Calvo estuvo acompañado por miembros del gabinete provincial y destacó que la cesión de tierras es el último paso formal para la concreción del parque. Ahora el gobierno enviará a la Legislatura el proyecto de cesión de terrenos, se anunció.

El proyecto de parque nacional es impulsado por la ONG Aves Argentinas y «consiste en proteger el humedal Laguna Mar Chiquita y Bañados del río Dulce mediante la creación de una nueva Área Protegida Nacional en la provincia de Córdoba».

La organización precisa en su web que «la laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es conocida por una particularidad que la hace única: sus aguas son saladas. Por tratarse de una cuenca cerrada que se alimenta de tres ríos (el Dulce, el Suquía y el Xanaes, aunque el río Dulce es el que aporta el 80% de su caudal) el nivel de salinidad fluctúa según la cantidad de agua presente; sin embargo, más allá de las variaciones, su salinidad es una característica distintiva como humedal continental y, en algunos aspectos, le otorga un comportamiento de mar interior. Además, debido a su extensión, que ha superado las 500.000 hectáreas en momentos de grandes inundaciones, constituye la mayor superficie lacustre de Argentina, el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *