Histórica votación en el Senado: la Interrupción Voluntaria del Embarazo ya es ley en Argentina

El proyecto oficial que destierra el aborto clandestino fue aprobado esta madrugada por 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención.

El Senado aprobó en la madrugada de este miércoles la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, tras doce horas de debate. El proyecto enviado al Parlamento por el Gobierno nacional fue respaldado por 38 senadores, cosechó 29 rechazos y una abstención. Los tres representantes de Córdoba –Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez y Carlos Caserio– apoyaron la iniciativa para desterrar los abortos clandestinos. 

Al inicio de la sesión, la senadora pampeana Norma Durango (Frente de Todos) anunció que se acordó con el Poder Ejecutivo hacer un cambio a la ley en su reglamentación, referido a las causales legales para practicar un aborto después de la semana 14 de gestación.

Una de esas causales es el riesgo para la «salud integral» de la mujer, un término que fue criticado por el rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), por considerarlo «muy amplio» y el cambio que haría el Ejecutivo sería la eliminación de la palabra «integral».

Esa modificación destrabó el voto afirmativo de algunos parlamentarios que estaban indecisos, y el apoyo al proyecto terminó coronándose pasadas las 4, con una amplia mayoría de respaldo que permitió al país ingresar al selecto grupo de naciones que legaliza el aborto.

La sesión mixta -hubo unos pocos senadores en el recinto, el resto participó de modo virtual- transcurrió durante medio día con la exposición de parlamentarios a favor y en contra de la iniciativa, mientras en las afueras del Congreso y en vigilias realizadas en ciudades de todo el país, se manifestaban miles de mujeres apoyando el proyecto. Conocida la aprobación, un estallido de satisfacción recorrió el cuerpo de las militantes que siguieron bien de cerca el desarrollo del debate con una masiva concentración en las afueras del Parlamento. 

En la definición de la puja entre «verdes» y «celestes» fueron determinantes la decisión de la neuquina Lucila Crexell (Interbloque Federal), los entrerrianos Stella Maris Olalla (Juntos por el Cambio) y Edgardo Kueider (Frente de Todos) y el salteño Sergio «Oso» Leavy (Frente de Todos) de votar a favor.

Los cuatro mantuvieron en suspenso su voto hasta el debate y su decisión fue determinante, junto con la ausencia sorpresiva de la riojana Clara Vega (Interbloque Federal), que había participado de la sesión y era considerada un voto en contra del proyecto, y el faltazo del puntano Adolfo Rodríguez Saá, otra baja para los «celestes».

La nueva ley de aborto, llevada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández en línea con una de sus promesas de campaña, deja atrás una legislación de 99 años que castigaba con cuatro años de cárcel a las mujeres que abortaban y sólo permitía la interrupción de los embarazos en casos de violación o de peligro de vida para la persona gestante.

Ahora, con la flamante normativa lograda tras al menos seis envíos fallidos de proyectos de ley similares en los últimos 15 años, las mujeres podrán interrumpir un embarazo sin temor de ir a prisión hasta la semana 14 y el sistema de salud público deberá garantizar la cobertura de la intervención de manera gratuita.

La intervención del papa Francisco, en la previa de la sesión, con un tuit en favor de «las dos vidas», y la apelación a la inconstitucionalidad, no logró consolidar el voto de los detractores de la legalización, que anunciaron que llevarían su demanda a la Justicia.

El resultado en favor del fin de la despenalización y la legalización del aborto fue festejado en la calle por los partidarios «verdes», en su mayoría mujeres y jóvenes que siguieron el minuto a minuto de la sesión en las afueras del Palacio Legislativo.

Al igual que durante la sesión de la Cámara de Diputados, que votó a favor por 131 contra 117, la sesión del Senado fue seguida desde los palcos por diversas personalidades de la política y del gabinete como los ministros de Salud,Ginés González García y de Mujeres y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Salud, Carla Vizzotti; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *