FAdeA e INVAP volverán a desarrollar Vehículos Aéreos No Tripulados

La Fábrica Argentina de Aviones y la empresa estatal rionegrina INVAP volverán a trabajar en el programa Sistema Aéreo Robótico Argentino (SARA) que en 2016 se discontinuó.

La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y la empresa estatal rionegrina INVAP volverán a trabajar en el desarrollo de Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT), después de que el gobierno de Mauricio Macri discontinuase el programa Sistema Aéreo Robótico Argentino (SARA) en 2016.

Así lo confirmó la presidenta de FAdeA, Mirta Iriondo, quien dijo a Télam que «la propuesta es avanzar en el desarrollo de un VANT clase II, aunque este proyecto no tiene un cliente o un presupuesto asignado».

«La idea es desarrollar nuevas oportunidades de negocio presentando una propuesta formal el año que viene en una escala más chica que lo que planteaba aquel programa SARA y que pueda atraer a la Fuerza Aérea y a la Armada», destacó Iriondo.

Indicó que INVAP «quiere integrar un radar de apertura sintética en el VANT porque ellos están trabajando sobre esa tecnología, pero si se pierde uno de esos en un accidente se pierden miles de dólares, por eso sugerimos empezar con pods ópticos que requieren el desarrollo de VANT de menor envergadura y de operación más económica».

«En este tipo de empresas los proyectos son de largo plazo, y va a ser importante contar el año que viene con el Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) para poder financiar proyectos como este», añadió.

El proyecto SARA había sido aprobado en 2010, y el primer Modelo de Evaluación Tecnológica había volado en agosto de 2014 en las afueras de la ciudad de Córdoba.

En 2015 se había aprobado un contrato por más de dos mil millones de pesos en un plazo de unos seis años para la construcción de los prototipos y la transferencia de tecnología necesaria para la producción de VANT clase II y III que se integrarían al Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial, pero el programa fue discontinuado por el gobierno de Mauricio Macri.

Los VANT clase II suelen ser considerados de tamaño mediano, tienen una capacidad de carga de entre 50 y 100 kilos y pueden volar hasta los 5.000 metros de altura. En general disponen de una autonomía de vuelo de hasta 12 horas y un rango operacional de hasta 200 kilómetros.

Los VANT clase III, por su parte, tienen una capacidad de carga de entre 250 y 500 kilos, pueden elevarse hasta los 10.000 metros, tienen una autonomía de vuelo de más de 20 horas y cuentan con un rango operacional de entre 500 y 1.200 kilómetros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *