Dispositivos electrónicos: recomendaciones para un uso saludable

  • El aislamiento y distanciamiento social para prevenir el Covid-19 aumentó el uso de celulares, tablets y computadoras.
  • Si bien son indispensables, el excesivo uso puede generar consecuencias en la salud visual y en la columna.
  • Hacer pausas en el empleo, ubicación adecuada de los dispositivos y adoptar una postura correcta son algunos de los principales consejos.

El aislamiento y distanciamiento social para prevenir el nuevo coronavirus aumentó el uso de dispositivos electrónicos en la mayoría de los hogares y en todas las edades. Las pantallas pasaron a ocupar un lugar central como medio de interacción y entretenimiento para las personas. Aunque los dispositivos son necesarios, su excesivo uso puede generar consecuencias en la salud.

La vida digital aumenta la incidencia de trastornos visuales como fatiga y sequedad ocular, que se manifiesta en dificultades para enfocar, ojos rojos y otras molestias, tanto en personas adultas como en niños y niñas”, afirma Lucas Casas, del servicio de Oftalmología del Hospital San Roque.

El especialista explica que la cantidad de veces que se parpadea frente a las pantallas de los dispositivos digitales es menor a lo habitual. “Como media se debe parpadear unas 15 veces por minuto y el hecho de estar delante de la pantalla, hace que el parpadeo se reduzca a 7 y 10 veces por minuto, trayendo como consecuencia problemas de ojo seco, sostiene. Además -agrega- pueden generar la manifestación más temprana de las distintas ametropías, como son la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

En este sentido, el especialista explica que en caso de que la actividad laboral implique necesariamente el uso de tecnología, es recomendable descansar entre cinco a 10 minutos por cada hora de trabajo. Además, aconseja disminuir el tiempo del uso de aparatos tecnológicos, especialmente en niños y niñas, reemplazándolos por otro tipo de actividades.

Además de estas medidas, es fundamental realizar un control oftalmológico frecuente para tratar de manera precoz cualquier problema que pueda surgir en la salud visual.

La postura también es importante

Maximiliano Donato, especialista en patología de columna vertebral del servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Tránsito Cáceres de Allende, explica que la mayoría de las veces las personas se posicionan de manera incorrecta frente a los dispositivos electrónicos. No deberíamos nosotros adaptarnos al dispositivo, sino el dispositivo a nosotros, afirma.

En cuanto a la utilización de celulares, la manera adecuada es ubicarlo a la altura de los ojos de manera que no sea necesario flexionar el cuello. “La flexión del cuello puede traer como consecuencia dolores cervicales, cefaleas posteriores, y eso cuando es sostenido en el tiempo va trayendo consecuencias”, explica.

A la hora de utilizar una computadora, tablet o dispositivo similar, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Al sentarse, el asiento o silla a utilizar tiene que permitir que las rodillas puedan estar flexionadas a 90 grados con respecto al suelo. “Si  están a más 90 grados sufre la rodilla, y si están a menos, sufre la columna”. La columna tiene que estar apoyada sobre el respaldar, y la pantalla o el monitor tiene que estar a la altura de los ojos, para lo cual se recomienda colocar algún objeto debajo del monitor. “No tiene que ser necesariamente algo específico, podemos colocarle libros, una resma de papel, pero que quede a la altura de nuestros ojos, porque eso evita tener que flexionar el cuello y tengamos consecuencias”, explica Donato.
  • Al momento de ver televisión se debe evitar poner los pies arriba de una silla o sentarse con los pies debajo de la cola. “Siempre hay que tratar de guardar la mejor de las posturas: con las rodillas a 90 grados, la cadera a 90 grados, los pies apoyados en el suelo. Por más que parezca que es un ratito, si lo repetimos a diario vamos a terminar teniendo alguna consecuencia a lo largo del tiempo”, agrega. Ver televisión acostados en la cama también es una postura que se debe evitar, ya que implica una flexión de la columna cervical que con el tiempo puede ser perjudicial.

Finalmente el especialista hace hincapié en la importancia de actividad física para mantener una buena flexibilidad, relajación y tonicidad muscular, y evitar así dolores causados por malas posturas. “Si bien es complejo actualmente, de a poquito se ha podido comenzar a salir a correr, caminar o andar en bicicleta en los horarios y zonas permitidos. También existe la posibilidad de ver clases online de distintos tipos de actividades físicas”, explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *