Día Mundial del Chagas: es clave el test en el embarazo y evitar las vinchucas en el hogar

El 14 de abril es el Día Mundial de la Enfermedad de Chagas. Este es el segundo año que se conmemora y el tema elegido para 2021 es “Atención y servicios de salud integrales y equitativos para todos».

En las Américas se estima que existen alrededor de seis a ocho millones de personas infectadas con el parásito que causa el Chagas, cuya mayoría ignora su condición. Por eso, esta fecha representa una oportunidad para visibilizar la importancia que esta enfermedad tiene en la salud pública y sensibilizar a la sociedad sobre las maneras de prevenirla, controlarla y eliminarla cuando sea posible.

El Chagas es una infección causada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi (T. Cruzi), que puede afectar al corazón o al sistema digestivo de las personas que la contrajeron. Existen diferentes vías de transmisión, pero las más frecuentes son la congénita y la vectorial; no se transmite por contactos con otras personas ni por vía sexual.

La vía vectorial se origina por la picadura de una vinchuca infectada que, luego de alimentarse de la sangre de una persona, defeca en su piel. Cuando esa persona se rasca la picadura, la materia fecal contaminada con los parásitos que producen el Chagas ingresa al organismo por la herida. 

La vertical o congénita, por su parte, se produce de madre a hijo o hija durante el embarazo, cuando los parásitos atraviesan la placenta. Actualmente es la principal vía de generación de nuevos casos de esta infección en nuestro país y de la presencia de la infección en zonas no endémicas (sin presencia de vinchucas). 

En nuestra provincia, la prevalencia de Chagas en personas embarazadas es actualmente del 1,1 por ciento, por lo que se infiere que anualmente nacerían en Córdoba 479 niños y niñas de madres con infección por T. Cruzi. De allí la importancia de que todas las personas embarazadas accedan al test durante sus controles y la obligación del equipo de salud de ofrecer este análisis y también notificar al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud

Al respecto, el equipo de especialistas recuerda que la importancia de esta notificación radica en la posibilidad de realizar un seguimiento oportuno a esas personas recién nacidas y si se confirma la infección poder brindarles el tratamiento correspondiente lo antes posible para tener más oportunidades de éxito.

Enfermedad silenciosa

Se estima que entre el 70 y el 80 por ciento de las personas con infección por T. Cruzi nunca desarrollarán enfermedad, pero a lo largo de 20 o 30 años el porcentaje restante de los afectados presentará cuadros crónicos asociados principalmente a daños en el corazón o el tubo digestivo. Por ello se suele denominar al Chagas como “enfermedad silenciosa” y es importante que quienes tengan el diagnóstico realicen visitas periódicas a su médico o médica de cabecera.

También es relevante destacar que un resultado positivo no implica incapacidad laboral, sino que se requiere la opinión médica y la realización de otros estudios para determinar el estado de salud de quienes tienen la infección. Por eso, la Ley 26281 de Prevención y Control de la Enfermedad de Chagas prohíbe en su artículo 5º realizar a los aspirantes a cualquier tipo de empleo o actividad el análisis para establecer si tienen Chagas. Ello permite evitar cualquier tipo de discriminación laboral ante un resultado positivo de esta infección.

Históricamente el Chagas se asoció con lo rural porque las personas afectadas eran aquellas que vivían en las zonas con presencias de vinchucas. No obstante, debido a los movimientos migratorios y a que también se transmite por la vía congénita, hoy no sólo hay personas con Chagas en áreas endémicas, sino en toda la Provincia.

Prevención y tratamiento 

La principal medida preventiva en relación con la infección congénita es que todas las mujeres se hagan el análisis de detección de Chagas durante el embarazo. Si el resultado del test es positivo, existe la posibilidad de que su bebé nazca con Chagas y, por eso, es necesario hacerle un seguimiento clínico a ese niño o niña desde su nacimiento hasta que se confirme o se descarte la infección.

Si la infección se confirma, deben realizar un tratamiento antiparasitario, que es gratuito y altamente efectivo en niños, niñas y adolescentes. Mientras antes se administre, más posibilidades de éxito tendrá.

En cuanto a la transmisión vectorial del Chagas, la medida más importante es impedir la presencia de vinchucas en casas y alrededores. Para ello, es clave mantener una adecuada higiene y revisión del hogar, tapar grietas y agujeros en techos y paredes, e instalar gallineros y corrales lo más lejos posible de las viviendas, además de construirlos con alambre o palo a pique para evitar que estos insectos aniden allí. Y si una persona encuentra vinchucas dentro de su casa o en los alrededores, es importante que avise inmediatamente a las autoridades o al personal de salud de su municipio o comuna.

Cabe aclarar que el Programa Provincial de Chagas realiza permanentemente acciones de vigilancia y control vectorial en la zona endémica, con el fin de evaluar la presencia de vinchucas y realizar el rociado o la fumigación de la vivienda, en caso de ser necesario. Esta labor se enmarca, además, en la estrategia de lograr la certificación de la interrupción de la transmisión vectorial en la provincia de Córdoba, otorgada por la Organización Panamericana de la Salud, en la que se viene trabajando de manera intensiva junto con el Ministerio de Salud de la Nación. 

Para más información, contactarse con el Programa Provincial de Chagas del Ministerio de Salud de Córdoba:

Tel.: 0351 434-4112/13

E-mail: programachagascba@gmail.com

Facebook: Programa Chagas Córdoba. Web: https://www.cba.gov.ar/epidemiologiaweb/programa-provincial-de-chagas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *