Alberto Fernández sobre las cárceles: «La solución del problema está en manos de los tribunales»

El presidente Alberto Fernández se pronunció este miércoles en relación a las prisiones domiciliarias que fueron concedidas en el marco de la pandemia de Covid-19 y afirmó que existe una “campaña mediática” para acusar al Gobierno de favorecer la libertad de cientos de condenados.

Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados”, destacó el mandatario nacional a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, remarcó que “la Argentina, como todo el mundo, enfrenta una pandemia de enormes proporciones, y que el riesgo de contagio se potencia en los lugares de mucha concentración humana por lo que las cárceles se convierten en un ámbito propicio para la expansión de la enfermedad”.

“Organizaciones internacionales como la Organización de Naciones Unidas o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han formulado recomendaciones para evitar que el hacinamiento en las cárceles ponga en riesgo la vida de los reclusos. En el mundo, muchos gobiernos han dispuesto libertades tratando de minimizar ese riesgo. Algunos han conmutado penas, otros han indultado condenas y otros han dejado el tema en manos de la Justicia”, agregó.

Por otra parte, argumentó que no se trata de una decisión del Ejecutivo sino “la solución del problema está en manos de los tribunales”. “Son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades. Las cámaras de casación han hecho muy oportunas recomendaciones para hacer frente al problema”, afirmó, a la vez que arremetió medios de comunicación que “intentan hacer creer la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales”.

Lamento la conducta de quienes en circunstancias tan cruciales como los que vivimos, muestran su poco apreciable condición humana intranquilizando a la sociedad en momentos en que precisamente más necesita ser contenida”, completó.

En contraposición, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, responsabilizó directamente a la gestión de Fernández y aseguró que las excarcelaciones de detenidos «son parte de un un plan que comenzó el mismo Gobierno pidiendo libertad de presos por corrupción«.

La ex ministra de Seguridad además se quejó de que se impulse una «política absolutamente abolicionista» durante la pandemia de coronavirus y sostuvo en declaraciones a CNN Radio que «hay mecanismos para que los presos puedan estar cuidados en las cárceles».

En la misma línea, el jefe del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoffcuestionó las excarcelaciones y las definió como «una bofetada para las víctimas», a la vez que consideró que se trata de «un plan del Gobierno» para liberar a «presos políticos».

«Ante la pandemia, lo que corresponde en las cárceles son testeos, pero no se puede por temor liberar a quienes cometieron terribles delitos«, sostuvo el dirigente de la UCR, quien recordó que algunos de los que abandonaron los penales «cometieron delitos sexuales infantiles y con la excusa de la pandemia son beneficiarios».

Deja una respuesta

Envianos un WhatsApp
Escanea el código