Abuso policial en Río Cuarto: Mosquera pidió «penas severas y ejemplares»

Un cabo, dos sargentos (un varón y una mujer) y un oficial subinspector fueron separados este martes de su cargo en forma provisoria tras la golpiza de un hombre el domingo.    

Cuatro policías riocuartenses fueran separados este martes de su cargo en forma provisoria, hasta tanto se esclarezca qué grado de responsabilidad tuvieron en la grave agresión que sufrió un ciudadano de Río Segundo el domingo pasado. 

Se trata de un cabo, dos sargentos (un varón y una mujer) y un oficial subinspector.

Tras trascender el caso, el ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, se refirió este miércoles a lo sucedido en Río Cuarto con un mensaje en sus redes sociales.

El funcionario solicitó que «en caso de acreditarse apremios ilegales reclamamos para sus autores las más severas y ejemplares condenas ante la cobarde y deleznable actitud».

«La Justicia y el Tribunal de Conducta Policial, investigan un hecho de lesiones graves ocurrido en dependencias policiales de Río IV. En caso de acreditarse apremios ilegales reclamamos para sus autores las más severas y ejemplares condenas ante la cobarde y deleznable actitud».

Los cuatro policías riocuartenses fueron separados el martes de su cargo en forma provisoria.
La decisión fue tomada por el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario, a cargo de Ana María Becerra, y se dio a conocer a los medios a través de un comunicado.

Allí se lee que, a raíz de la denuncia formulada por la esposa de Carlos Galíndez en relación con las lesiones que habría sufrido mientras estuvo detenido en Río Cuarto, el organismo toma las siguientes determinaciones que fueron reflejadas en el diario Puntal:

  • La subcomisario Mónica Avila, que el último fin de semana era la superior de turno del Tribunal, se entrevistó en el Hospital Allende con el paciente para constatar su estado de salud.
  • Entrevistaron en la Unidad Judicial 4 a la denunciante y elaboraron un informe para iniciar las acciones administrativas.
  • Enviaron una comisión a la Departamental Río Cuarto para poner en resguardo toda la documentación vinculada con el hecho.
  • Además, en forma preventiva el Tribunal dispuso apartar de sus funciones a cuatro agentes.

Al mismo diario, la responsable del área, Ana Becerra, dijo que la medida se tomó para garantizar la investigación y la recolección de pruebas. “Nos hemos puesto en contacto y a entera disposición del fiscal actuante y estamos trabajando en forma conjunta con la Justicia”, expresó.

Con el avance del sumario, se conocerá cuál será la decisión definitiva que se tomará respecto de los cuatro uniformados involucrados en la violenta golpiza a Carlos Galíndez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *